Cristianos que convencen respecto al evangelio?

Biblia para blog, blogger

A menudo solemos ver que al momento de predicar el evangelio, hermanos se frustan al ver que no logran persuadir a su interlocutor que Cristo es la verdad de la salvación. Pueden dedicar horas a una pesada conversación donde el único fruto que se puede ver es la irritación del ánimo de ambos bandos. Pero veamos que dice la palabra de Dios respecto a esta persuasión que muchos toman como meta al predicar, sin embargo produce frustración al ver que no es para nada fácil hacerlo. Para tal motivo veamos el siguiente apartado de la Biblia, la parábola del sembrador:

1 Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar.

2 Y se le juntó mucha gente; y entrando él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa.

3 Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar.

4 Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron.

5 Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra;

6 pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó.

7 Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron.

8 Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno.

9 El que tiene oídos para oír, oiga.

Mateo 13:1-9

La parábola del sembrador fue la primera parábola que dió nuestro señor Jesús y es clave entenderla al momento de predicar. Cuando hablamos de lenguaje parabólico, estamos hablando en un lenguaje que conserva una igualdad entre situaciones que aunque parecen de distintos contextos, las dichas a nivel espiritual conservan una relación contextual bastante importante. En primera instancia al ser predicadores de la verdad, debemos tener en cuenta que nosotros somos los sembradores de los que habla este pasaje y debemos limitarnos con nuestra misión: tan solo esparcir la semilla; se nos sale de las manos saber donde quedará esta semilla.

Cuando predicamos y no logramos captar el interes de nuestro interlocutor o solo recibimos frases retadoras a nuestro Dios, con enunciados que comienzan “Si Dios existe, entonces por qué?…” Debemos saber que nuestra semilla a caído en el camino y las aves se la han comido.  Cristo dio esta parábola en primer lugar par advertirnos de algo al momento de predicar, no siempre al predicar vamos a lograr nuestro propósito de convencer. Si tuvieramos seguridad de que al predicar todas las personas que reciben la palabra van a tener frutos de ello, Jesús sencillamente no hubiese dado esta parábola.

Si análizamos muy bien, vemos que Jesús jamás intentó ser persuasivo, Él sencillamente predicaba la palabra y no obligaba a nadie que le creyera ó en el caso superior que lo siguiera. Es así que no te aflijas hermano si no logras que alguién reciba a Cristo como salvador, resuelve simplemente orar por él, para que Dios transforme ssu corazón. Recuerda las palabras de Jesús cuando le estaba encomendando a los doce la misión de predicar.

Y si alguno no os recibiere, ni oyere vuestras palabras, salid de aquella casa o ciudad, y sacudid el polvo de vuestros pies.

Lucas 10:11

Anuncios

Por favor comenta lo que piensas!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s