La Sana Doctrina (Verdadera Doctrina)

Biblia para blog, blogger

La sana doctrina constituye algo principal en la vida del cristiano, ya que con su identificación la persona que ha aceptado a Cristo como salvador ha de seguir pautas para tener una vida digna ante los ojos de Jehová. Desafortunadamente la verdadera enseñanza que ha traído Jesucristo a la tierra se ha distorsionado, en muchas ocasiones debido a las múltiples divisiones que se le da al cristianismo. En la actualidad hay gran variedad de doctrinas que no hacen parte de lo enseñado en las sagradas escrituras o bien las dichas sacan de contexto lo que dice la Biblia; aplicando una buena dosis de imaginación de lo que dice algún versículo dándose una interpretación errónea a lo que dice la Palabra de Dios.

En esta entrada se pretende brindar una buena noción de lo que es la verdadera doctrina, algo muy importante para seguir en los caminos de Cristo, como se nos exhorta en 1 de Timoteo  4:16 Ten cuidado de ti mísmo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren. En este versículo donde Pablo encomienda al joven Timoteo, vemos como es menester cuidar la doctrina ya que con la ausencia de la dicha, nuestra salvación corre peligro. Además al proferir y mantener doctrina errónea también está en juego la vida espiritual de muchos (gran responsabilidad  para aquel que predica falsa doctrina).

Algo que caracteriza la verdadera doctrina de Dios se basa en el crecimiento espiritual de cada creyente, es decir la verdadera enseñanza apunta al perfeccionamiento de nuestra relación con Jehová, estableciendo una cercanía, una intimidad con Él. Desafortunadamente hay demasiados cristianos que llevan demasiados años introducidos en los caminos de Dios, sin embargo, parecen que estuvieran empezando; no son capaces de dejar que el Espíritu Santo actúen en sus vidas y siempre viven al pendiente del pensamiento y doctrina de otros, no escudriñan las escrituras por si mismos y repiten como loros todo lo que se les dice. Generando a su vez una vida espiritual perezosa (Hebreos 6:11-12), donde la apostasía es quien gobierna su vida y el corazón de aquellos esta alejado de Jehová.

Bien se habla de ellos en Hebreos 5:11-14 11 Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis  hecho tardos para oír. 12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis de necesidad de leche, y no de alimento sólido. 13 Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño; 14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados  en el discernimiento del bien y del mal.

Es así mis amados hermanos que como cristianos siempre debemos luchar y perfeccionarnos para hacernos maestros en su palabra y alcanzar la madurez espiritual , que como hijos de Dios debemos tener como blanco. Es por ello que a manera de propósito se debe buscar el dejar de ser niño (de pensamiento, más no de corazón) y fortalecer nuestra relación con Dios cada día más.  Jehová también nos exhorta a fortalecer nuestro discernimiento en el versículo 14, este ejercicio se debe realizar a diario; el cual consiste en leer las escrituras y en la mucha oración (si es necesario ayuno), pidiendo que el Espíritu Santo nos revele lo que Dios nos quiere decir en su Santa palabra, buscando siempre la congruencia con el resto de la Biblia sin necesidad de forzamientos ni aplicando imaginación para interpretar el mensaje de Dios a nuestro acomodo.

Identificando la sana doctrina de Dios podemos mirar  Hebreos 6:1-2 1 Por tanto, dejando ya los rudimentos de la  doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas de la fe en Dios, 2 de la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y del juicio eterno. En estos dos versículos vemos pues, condensados lo que significa la sana doctrina, en primera instancia parte del conocimiento del sacrificio de Cristo como fundamento para la edificación de la vida espiritual. Como segundo paso establece el perfeccionamiento de nuestra vida como cristianos, tener una íntima relación con Jehová y agradarle con el corazón es en lo que se basa nuestro mejoramiento. Como tercer pauta tenemos el bautismo, el cual es un paso de obediencia necesario para nuestro arrepentimiento de pecados y recibir el don del Espíritu Santo (Lucas 3 y Hebreos 2:38 ), la cuarta pauta de la sana doctrina es el de la imposición de manos que sencillamente es el don del Santo Espíritu que se nos es otorgado, el poder que recibimos mediante Él (1 de Corintios 12), lo que nos hace miembros activos dentro del pueblo de Dios; la quinta etapa de la verdadera doctrina se basa en promulgar la resurrección de muertos (predicar el evangelio) la cual se refiere a la nueva vida que se adquiere como cristiano(2 Corintios 5:17 y Colosenses 2:13), muriendo al viejo hombre (Colosenses 3:5-17). Por último, el paso final que caracteriza la enseñanza de Cristo es conducirnos de manera correcta ante los ojos de un Dios vivo ya que compareceremos ante su gran juicio (Apocalipsis 20:12), Jehová nos juzgará de acuerdo a lo que hayamos realizado en nuestras vidas, es por eso que se debe inculcar guardar una vida sana ante Él. Mis estimados lectores estas seis pautas determinan lo que es la verdadera doctrina y cualquier otra corriente de pensamiento que este alejada de estas pautas o no se preocupe por atenderlas todas, tiene que ser recibida como apostasía, puesto que no es la enseñanza de Cristo sino engaño que conlleva a perdición. Si seguimos la enseñanza de Jesucristo meticulosamente hallaremos gracia ante los ojos de Jehová para nuestra salvación.

El anterior señalamiento es importante para no ser engañados por la apostasía o falsas doctrinas que abundan en estos tiempos, existen muchos engañadores que profanan la Santa Palabra de Dios y muchos de los cristianos siguen en pos de ellos, divulgando y predicando falacias como si fuese palabra de Dios. Muchos anatemas o predicadores de apostasía no incitan a que el pueblo de Dios se perfeccione y lo que hacen es que se mantengan raquíticos en su vida espiritual: Efesios 4:14-15 14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es Cristo. Tenemos que tener cuidado con esto mis hermanos, ya que nuestra vida en Cristo corre peligro al no seguir la verdadera doctrina.

Para concluir mis amados hermanos, tenemos que luchar a toda costa por conocer y aplicar la verdadera doctrina de Cristo Jesús, pues como hijos de Jehová estamos en la obligación de mejorar nuestra vida para hallarnos dignos ante Él. Que nuestra vida espiritual no se limite en asistir cada domingo a una iglesia, busquemos con mucha ansia su palabra, mejoremos nuestro discernimiento, aceptemos exclusivamente su doctrina; también debemos aceptar que todos como hijos de Dios por la unción del Espíritu Santo podemos hacernos doctos y maestros en su Palabra con el propósito de identificar su santa y verdadera doctrina.

Eclektos